ARQUEÓLOGO DE LA LLAGA

Qué afán con mover los vientos
para inundar de arenas
el solar de mi pecho.
Arqueólogos de la llaga
explorando escozores
para hendir la sonda
y que broten amarguras.
Risueños en dolor ajeno
para obviar lo propio.
Pero también mana sedimento
de rabia antigua
que envenena el aire
y la asfixia se contagia. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816