sábado, 22 de septiembre de 2012

REVOLUCIÓN SECA


Una revolución seca,
individual y virulenta,
se fragua en mi cabeza
como un acero espejado,
limpio y neto.
Sin masa,
sin horda ni jauría,
sin pastores ni corderos,
la actitud como granada.
Será demencia el desatino
mas la locura salva
de la razón falaz,
gelatinosa celda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AURELIO ARGEL, IN MEMORIAM.

Hoy otoñó la primavera y el sol es falso. Hoy lloran los hayedos y las criaturas aladas y diminutas de todos los senderos de las na...