sábado, 22 de septiembre de 2012

REVOLUCIÓN SECA


Una revolución seca,
individual y virulenta,
se fragua en mi cabeza
como un acero espejado,
limpio y neto.
Sin masa,
sin horda ni jauría,
sin pastores ni corderos,
la actitud como granada.
Será demencia el desatino
mas la locura salva
de la razón falaz,
gelatinosa celda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...