sábado, 2 de febrero de 2013

DISOLUTAS MEMORIAS

Las notas se diluyen
en la humedad de las fechas
y la memoria danza
círculos confusos
que acarrean migrañas.
Se desordena el pasado
en el recuerdo errático
de legajos azarosos.
Tú,
quién eres tú
que te conozco
y tu rostro martillea
escatimando nombre.
Qué fuiste en mi diario,
dolor o gloria,
placer o averno.
Y en el espejo tu rostro
se deforma en el ancestro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...