DÍA.

La convención en ramo,
la fecha manida y el almizcle,
fundido en ocre.
Santoral de afectos,
carnes y mieles,
pétalos perdidos
por sábanas apaisadas
y la torpeza
de vivir suspenso
de lazos de abrigo.
Somos eso,
amasarse como alivio,
abrevaderos de alientos
persiguiendo plenitudes
para sellar los pliegues.
Será el absurdo,
pero será. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816