domingo, 22 de marzo de 2009

RETORNO A LA CIÉNAGA

Víspera del reencuentro
con lo mezquino.
Replanteo el retorno
y veo el rostro,
espeso,
del ruín.
No hay temor
mas que a mí mismo,
al erupto indigesto
ante lo vomitivo,
a la rabia condensada
al vacío,
presta a la erupción.
Mis bolsillos desbordan
interrogantes,
que se deshilachan
de puro antiguas.
Me incomoda
el contexto,
la escena
y figurantes.
Y lo peor de todo,
la primma donna
y el director de escena,
lacayo absurdo
del putrefacto divo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LOS PÁJAROS.

Es tiempo de cuervos  con las alas bastardas sembrando el graznido  desde las atalayas.  Cuervos en negro  y en amarillo, cuervos.  De estan...