lunes, 16 de mayo de 2011

DÍAS DE RUIDO, NOCHES DE SONATA

Días de ruído,
de altavoz armado
que ensordece los buzones
preñados de los pasquines.
Días de ruído,
ruído vano que me espanta
y me escondo en el silencio
de tus muslos de paz morena.
Y me escondo fugitivo
de la contienda,
la algarada,
ajeno al mundo
en la noche blanca
me entierro
en tu carne ceremonial.
Y es jadeo el que solapa
las proclamas variopintas,
es jadeo cierto,
sin programa,
reflexiono en sangre
y encuentro urna
donde expreso
voluntad y deseo
para el día después
a hoy.
Pues hoy te elijo,
también mañana,
seguro sufragio
de piel líquida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...