viernes, 26 de agosto de 2011

COLORÍN...

Oigo cantar las flores
al paso de los ilusos, .
cual sirenas latentes,
opereta de arlequines.
Reyes desnudos
vistiendo trajes estafados,
desfilan pomposos
sobre la alfombra de la mofa.
Se arrancan páginas
de los códigos al gusto,
a conveniencia temporal
cuando procede.
Resulta ahora que ya hay grises,
todo vale en relativo
y ahora el mundo se equivoca.
Maleable es la conciencia,
dúctil,
sensible a los contextos en molde.
Se traspasan los espejos
y se crece a dosis de hongo,
mientras el gato ríe,
ríe en agria sonrisa
dibujada con mano torpe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...