martes, 16 de agosto de 2011

Ya estoy


Ya estoy,
disculpen 
la ausencia 
o la presencia, 
según querencias, 
pero vuelvo, 
ineludible, 
tangible y mensurable 
tras la pausa incompleta. 
Ocupo mi escaño 
en el vano parlamento 
de la etérea malla, 
enredado, 
torpe de inactivo, 
odiado y amado, 
sentido al cabo, 
y desgrano espigas 
de palabras harinosas. 
Padézcame quien guste 
que todo cabe, 
ignóreme el común 
que también procede. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...