lunes, 5 de diciembre de 2011

VIRTUD RIMADA

Moldeable es la conciencia 
y a medida nunca escuece. 
Hasta virtud nos parece 
lo que no es más que indecencia.
Efímera es la memoria 
de los arrepentimientos, 
si son blandos los cimientos 
y reposan sobre escoria. 
Y del penar irredento
pasamos a nueva gloria 
cuando se acaba el tormento. 
Reescribimos nuestra historia 
erigiendo monumentos 
a la fatal trayectoria. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...