domingo, 27 de noviembre de 2011

PUDE SER

Yo que pude ser
mucho más que un clavo 
desnudo en la pared de un salón
con miedo a exponer. 
Y no fue fuerza mayor 
la que me hizo esclavo
en galera de papel, 
hasta que tu mano 
encontró mi piel. 
No estoy orgulloso 
tampoco arrepentido, 
pues de lo vivido 
siempre algo saqué, 
mas dime por qué 
junto a tu cintura 
hasta el agua pura 
se me torna miel. 
Ya no me huyen las aceras, 
cuando me embriago de pena, 
ya no se asusta el invierno 
por si desato un infierno. 
Ya no me hieren rumores 
que los callan tus colores. 
Y tengo salvación 
documentado en tu nación, 
que ya es la mía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...