martes, 8 de noviembre de 2011

BREVE AUTOBIOGRAFÍA DE UN PLUMAZO A MANO ALZADA

Conseguí las etiquetas
de las prendas que aposté
y perdí en mil partidas
y el recuerdo me queda
del coste de lo vivido
y la marca de la época
en que adquirí experiencias
que me hicieron jugarme
la piel que no se muda
al no arrastrarme
entre las rocas de aristas
que esculpen la conciencia
que no me queda
en el depósito repleto
de ecos de kilómetros
dejados en las cunetas
de rutas alternativas
a la autopista vital
de lo correcto en existencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ME VIERON.

Me vieron en el funeral de un punto muerto y yo disimulando. Soplé velas numeradas, sin presión desde una boca inhábil, celebrando u...