martes, 30 de abril de 2013

LA SONRISA DEL MEZQUINO

La sonrisa del mezquino
es tentativa de zanja,
aliento de tumba usada.
La pretendida burla
es mueca de cadáver,
patético guiñol
de un teatro desahuciado.
La sonrisa del mezquino
es sólo diente seco,
hueco en el cráneo vano,
bóveda de templo muerto
de razón exiliada.
Macarra de pueblo
con título de idiota,
engalanado de marca
y rubia enlucida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...