La caída del cometa

Mucho orbita la amenaza
del asteroide homicida
que la existencia liquide.
Mas camino sin paragüas
para meteoros de ausencias
que vivir no es penitencia
y el pecado es accidente.
La eternidad es agravante
del delito de soberbia,
y la elección va por libre
como el tiempo
y su consecuencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816