miércoles, 26 de julio de 2017

SOFÍA.

Siempre viajera
de espacio y tiempo,
aún estática en su órbita
cantada con voz soprano.

Siempre en el sueño,
etérea, onírica Alicia
enamorando sombrereros
que invitan al té
o a la vida infusionada,
concentrada de sabor
casi sólido.

Creciente o menguante,
niña de luna,
enemiga natural
de reinas homicidas.

Rebelde enredadera
de frutos agridulces,
trepando por las verjas
de las oscuras almas
siempre cautivas.

Sofía de Praga,
sinfónica y de cámara,
luz infrecuente
en el tiempo oscuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...