En plena retirada
mi liquidez se encuentra
mas la solidez no avanza
y queda uno empastado,
sin lograr ser argamasa
que sustente el muro
que detiene el frío,
afilado e inciso,
que nos llueve en saetas.
Reina el hielo
en los portales de penumbra
a los que nos abocan.
Se cotiza la sonrisa
en el país de la boca prieta,
del fruncido labio
alérgico al beso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816