martes, 18 de junio de 2013

PUEDE SER

Puede ser que las sales 
de las olas lejanas 
te reclamen, 
para que siembres peces 
en los surcos del mar. 
Puede ser la gaviota 
la que entone el aria 
que acote esta escena, 
pueden ser las espumas 
como un traje nupcial. 
Puede ser que te lluevan 
los monzones del mundo 
entre las manos, 
puede ser la palabra
la heredera del sol. 
Puede ser que eso sea
y no sea posible, 
puede ser que te esquive 
la fortuna al azar, 
y cabalgues prisiones 
como el que anda en domingo, 
puede ser que el destino 
no esté escrito en la piel. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...