lunes, 12 de mayo de 2014

Tarde muerta

A ras del ánimo
sobrevuelo las palabras
que cordiales se presumen,
mas espino reivindican.
La cerrazón de la tribu
es hojarasca crujiente
al paso lento.
Errado soy en los senderos
y herrado en plomo
mi calzado denso.
Mataría las aves de bando espeso
que roban luces de tarde muerta.
Y la rabia,
original fruto
de árboles sin ciencia,
fermenta en vaso de aluminio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ESTA PATRIA.

Esta patria de lo mío,  en la que las banderas no ondean  ni suenan himnos en fanfarria,  a veces duele de gente náufraga,  de gente mediter...