lunes, 12 de mayo de 2014

Tarde muerta

A ras del ánimo
sobrevuelo las palabras
que cordiales se presumen,
mas espino reivindican.
La cerrazón de la tribu
es hojarasca crujiente
al paso lento.
Errado soy en los senderos
y herrado en plomo
mi calzado denso.
Mataría las aves de bando espeso
que roban luces de tarde muerta.
Y la rabia,
original fruto
de árboles sin ciencia,
fermenta en vaso de aluminio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

ENTREGAS.

Otro viaje en tren a la capital vetusta, a entregar libro nuevo de viejo trovero. Gastos de envío incluídos en el encuentro grato. A...