lunes, 18 de agosto de 2014

Lo llevaron

Dicen que lo llevaron,
en volandas de verde viento
teñido de verde rama.
Que lo llevaron,
hablan,
porque cantaba palomas
y soleares de arrullo.
Bernarda lo delató
desde su yermo huerto
y el torero acuchillado a lunas
lloró sangre de boda gitana.
Llegó la hora del casco sin galope,
Federico no está,
Harlem se acurruca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...