sábado, 30 de agosto de 2014

Versículos.

Así estamos,
forjados en el miedo,
herederos de martirios, 
lastrados de pecados arcaicos
con denominación de origen.
Libros imposibles
sobre dioses paranóicos
son la almohada de la ignorancia.
Hoguera y degüello,
voto de pobreza sumisa
y paraísos pederastas
como premio a la masacre.
Las cabezas cortadas
a alfange de media luna,
las fosas y cunetas
de cal viva y cruz sangrienta,
el santo cohete
y el misil del Rey David.
Los niños mueren
infectados de leyendas mezquinas,
sin tiempo a la luz
de la ciencia cierta.
Renombrad los templos
en ágoras libres
y el hombre será hombre,
sin lugar para la bestia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...