martes, 21 de junio de 2016

VUELO Y GIRO.

Volando voy.



Con las alturas soñamos 
y simulamos las órbitas. 

Vuelo en anhelo, 
levedad ansiada. 

El giro nos condiciona 
y hacia el ciclo va la inercia 
de nuestro transcurrir fallido. 

Afán de ángeles huérfanos, 
alados y justicieros, 
guardianes de lo mortal, 
lo efímero y certero. 

El tiempo, 
presuntamente circular, 
nos devuelve artefactos 
en que retar lo humano. 

Centrífugos, 
prófugos hacia la estrella 
cuyo polvo nos forja. 

Rueda, 
gira, 
danza en el rito circular
de la esfera peregrina. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...