lunes, 6 de agosto de 2007

LOCURAS

Como ejercer de cuerdo

si me pierdo en el delirio,

si las voces van conmigo

y en las muecas yo me esmero.

Profesional del desvarío,

del disparate y la pirueta,

suspendido en la cometa

sobrevuelo lo que es mío.

No hay un terno razonable

que disimule mi transtorno,

mi locura es con retorno,

mi lucidez impugnable.

Tengo plaza en manicomio,

residencia vitalicia

tras el espejo de Alicia,

donde habitan los demonios.

 

1 comentario:

  1. No sé si será sano que diga esto, pero a mí me ha gustado..

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...