domingo, 28 de septiembre de 2008

EL INDOMABLE



El zinc de los tejados
se funde bajo lágrimas
de gatas viudas.
Es negro,
más que nunca,
el color del dinero
y el de los tapetes
de los tugurios,
enlutándose
las mesas
de billar.
No está la sonrisa,
leve y azul
del indomable.
¿Qué será de Sundance?
Cabalgando solo,
perdido,
sin la guía
de la estrella
más humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...