miércoles, 17 de septiembre de 2008

JAULA

Desciendo galerías
a cada poco,
sin chimenea
de retorno.
Los azufres
impregnan
piel y camisa
y no hay colada
que arome
lo sórdido
en huída.
Escape libre
al absurdo
sin motivo,
o con él sobrado.
Qué derrotero
vendrá rodado,
forzado por insistencia.
Ya no sangro,
ni tiemblo a los fríos.
El vello inerte,
sedado,
no responde
a estímulos aprendidos
de rabia retornable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...