domingo, 14 de septiembre de 2008

DOMINICAL

Rizan las lomas
al son de un sol
picante,
erizadas de rayos lentos
y las calles,
sarpullidas de peatón,
escuecen de colonias.
Día de gaita
maullando por esquinas.
Septiembre late,
redoblan los aires,
frescos ya,
premonitorios.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...