lunes, 29 de septiembre de 2008

PIEL Y CORTE

Qué abrigos
de piel se buscan,
en furtivos labios,
mas ansiosos
de tu sed arcaica
que los que mezclan
azúcares
con acíbares
a cada cierto tiempo.
Qué abrazos sentidos,
sin lijas que te exfolian
a cada posible encuentro,
puedes hallar
sin cadenas,
sin herir ansias
ni quimeras.
Qué hacer
desde el abismo,
desde el filo
del desfiladero,
navaja que siempre corta.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...