viernes, 21 de noviembre de 2008

DE MIS PASOS EN LA TIERRA



No respondo,
me inhibo
lavando mis manos
en aguas turbias
de sal de conciencia.
Visitados los altares,
ofrendando intenciones
y obteniendo silencio,
o penitencia,
rescindo contratos
con el gris cotidiano
y me desencadeno.
Me despeño
en vuelo erróneo
pero propio,
desnudo
de prendas prestadas.
Inimputable,
insolvente en culpa,
absuelto a priori
del crimen de vida.

2 comentarios:

Comente si quiere que se publicará si me place.

TAN FUERTE.

Soy tan fuerte, tan entero me encuentro que no me asusta la muerte que me ronda. Tan fuerte estoy que no me horroriza respirar por e...