miércoles, 21 de marzo de 2012

POESÍA

Alear palabra
con idea pura,
de cantera.
Adobar las ansias
y los miedos
con esencias
de lo aprendido,
lo ignorado
y el deseo,
el afán de vida
que no es
porque se elude.
Vomitar los sueños
sobre un soporte tolerable.
Dar,
darse,
lo que no se tiene
y no se es.
Terapia útil
del que obvia
las químicas ajenas.
Poesía al peso,
densa o leve,
tejiendo velos
para filtrar las luces
y difuminar fantasmas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A LA DÉCIMA VA LA VENCIDA.

A esta altura del camino  pesa menos la conciencia,  se toman ciertas licencias,  se asume que no hay destino.  La leve fuerza del sino  no ...