viernes, 1 de noviembre de 2013

HALLOWEEN

The name of the rose

Que si santos,
si difuntos,
los vivos vagamos
con el ánima a rastras
asesinando posibilidades.
Las noches prescindibles
de invocar los demonios
que guardamos en bolsillo
son las que nos dan abismo.
Lo breve no se dilata,
se contrae si cabe,
y tras la puerta
no hay prórrogas,
sólo ilusión de soberbia.
Errar es el sino,
errar errante,
errático de errores
siempre previsibles.
La calabaza sonriente
en su vacío de luz
vigila encrucijadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...