miércoles, 29 de enero de 2014

Imprescindibles

En la memoria la huella,
estampa tatuada
de la presencia huída.
Las obras incompletas,
los oportunos silencios
que evocan caricia de palabra, 
luz cálida de sonrisa.
En la memoria la vida
que ser no pudo,
mas colma los vacíos
con la asunción del eco.
Los imprescindibles,
la siempre breve lección
que precisamos en la forja
de ser mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...