domingo, 12 de enero de 2014

Mala noche

Y te cantan los dolores,
como si fueran pecados
que labraste ufano,
cuando osas abrir la espita
de la opinión del entorno.
Y tú,
idiota que debes
callar hasta a las farolas
que te arrojan miradas
tibias a tu paso torpe,
osas sacar la rabia
que te pudre a gritos.
Se desmorona la arquitectura
de los puentes sobre el cieno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...