viernes, 3 de enero de 2014

Los once del Alba.

Alba by Juan Luis Nepomuceno

Hoy que cruzas
la puerta engalanada 
para entrar dispuesta
en la década segunda, 
hoy que aun no pesan
las células perdidas, 
todo es ganancia en tu trayecto 
mas tu crecer me encoge.
Retornan a mi espejo 
tus aladas risas, 
la paz envuelta
que tu calor me daba, 
durmiendo al cobijo 
de rotas nanas desentonadas. 
Tras que la vida te mostrara
que los cuentos también acaban, 
que el colorín tiene grises 
y cárdeno es el colorado, 
por capítulos emborronados, 
que huérfana es la culpa 
de las felicidades difuntas, 
sigues tu andadura leve 
por esta cuerda floja, 
sin mirar a veces
mi atenta mano 
que la tuya ansía. 
Soplarás la oncena 
de pequeñas llamas 
que te suman en el tiempo 
y celebrarás la vida 
mirando al frente, 
que no es momento 
de girar cabeza
en este tramo. 
Vive que te vivo, 
aun en tus ausencias, 
armado de linternas 
borradoras de penumbra. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...