lunes, 24 de agosto de 2015

EMPUJAN.

Foto: Publico.es
Empujan los muros de la avaricia 
perseguidos por plomo nuestro, 
el que vendimos 
a quien les acribilla. 
El miedo y el hambre son ariete 
que no repara en hormigones 
ni en alambres de cuchilla. 
Mientras estallan las lindes, 
en barnizadas mesas 
de maderas saqueadas 
se discuten las cuotas 
de la miseria en acogida. 
Se nos quiebran los blindajes 
de las puertas de cromadas mirillas, 
por las que veíamos tiroteos 
con mirada morbosa de lejanía. 
Están aquí y nos preguntan por qué, 
ese porqué que sabemos 
sin hallar respuesta decente. 
Y nuestras impolutas playas 
huelen a cadáver náufrago, 
a la carne corrupta 
que el mar nos vomita 
por ser nuestra, 
pues amos nos hicimos 
de lo que no se escritura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

MINOTAURO CIEGO.

Recolectando monedas sueltas de tiempos muertos, mientras  buscaba lágrimas viudas en cualquier cementerio, cayeron como llamada todos...