jueves, 25 de febrero de 2016

Vertical.

Cuando el centro se hiergue,
bélico,
invasivo,
y las grutas destilan los deshielos
en reguero meloso
de termales espumas,
es cuando la piel incendia
los rastrojos de la desesperanza.
No articulan las bocas
mas que jadeo rimado,
buscándose voraces
en intersección de lengua.
La inexorable batalla
de latidos a contrapelo,
cruenta en llama,
se desangra en las colinas
y en los valles hierve.
El Universo se retrae,
en pliegues de tiempo y forma,
preparando el estallido
para constelar de nuevo
la única certeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...