miércoles, 14 de diciembre de 2016

BIPOLARES TIEMPOS.

Bipolares tiempos
del extremo categórico,
palabra atrincherada
con munición precocinada,
envasada al vacío
del cráneo vano,
bóveda de la nada.

La libertad se abarata,
se devalúa en concepto,
y arropa los desmanes
contra el disidente.

Los códigos de arcilla,
modelados a demanda
de la corrección que proceda,
según la corriente
del ansia de pertenencia
al rebaño más cercano.

Lo objetivo es utopía,
quimera en la tendencia
de la pasión o el rito.

Banderas como arma,
embozando la razón desnuda,
púdicamente patriotas,
protegiendo las vergüenzas
ante enemigos externos,
catalogados por remesas.

Legión son,
los hambrientos de sentencias,
a la espera de acicate
para la mordedura seca.

Tiempos de jauría,
de ídolos de barro
devorando la idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...