Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2008

PIEL Y CORTE

Qué abrigos de piel se buscan, en furtivos labios, mas ansiosos de tu sed arcaica que los que mezclan azúcares con acíbares a cada cierto tiempo. Qué abrazos sentidos, sin lijas que te exfolian a cada posible encuentro, puedes hallar sin cadenas, sin herir ansias ni quimeras. Qué hacer desde el abismo, desde el filo del desfiladero, navaja que siempre corta.

EL INDOMABLE

Imagen
El zinc de los tejados
se funde bajo lágrimas
de gatas viudas.
Es negro,
más que nunca,
el color del dinero
y el de los tapetes
de los tugurios,
enlutándose
las mesas
de billar.
No está la sonrisa,
leve y azul
del indomable.
¿Qué será de Sundance?
Cabalgando solo,
perdido,
sin la guía
de la estrella
más humana.

MESA PUESTA

Sin escamas de piel ajena en las yemas, sólo pelusa de cobertor proscrito, sólo aroma de ausencia y el sonido monocorde de respuestas concisas, obligadas por no callar, sin reproche mas sin afán. Latentes odios, flotando en platos fríos   sobre el mantel. Migajas rancias a mesa puesta y un vaso lleno de ecos. Qué fue de lo que fue y se ha ido, en fuga a presión de olla quemada.

JAULA

Desciendo galerías a cada poco, sin chimenea de retorno. Los azufres impregnan piel y camisa y no hay colada que arome lo sórdido en huída. Escape libre al absurdo sin motivo, o con él sobrado. Qué derrotero vendrá rodado, forzado por insistencia. Ya no sangro, ni tiemblo a los fríos. El vello inerte, sedado, no responde a estímulos aprendidos de rabia retornable.

DOMINICAL

Rizan las lomas al son de un sol picante, erizadas de rayos lentos y las calles, sarpullidas de peatón, escuecen de colonias. Día de gaita maullando por esquinas. Septiembre late, redoblan los aires, frescos ya, premonitorios.