martes, 29 de marzo de 2011

ENTRE COLORES

Resuelto el enigma
de la palabra mirada,
hay que explorar las luces
que ocultan los chaflanes
con prismas de gelatina
a base de lágrima ahorrada.
Refractar el rayo
que emana de los iris,
nunca silenciosos,
y leer entre colores
la instrucción de vida.
La garantía caduca
al emerger del vientre
y no hay devolución
para lo adquirido
en el mercado vital,
sin regateo.
No hay abrigo
si no eres lumbre,
que el témpano sólo funde
al calor externo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...