sábado, 12 de marzo de 2011

ÉRASE QUE SE ERA

La niña calla los miedos
que cuelgan del calendario,
con sueños hace un diario
de páginas azul cielo,
a la verdad pone velo
suavizando las aristas,
con pincelada de artista
se pinta alas en vuelo
que la separen del suelo
con voluntad escapista.
Unicornios desbocados
galopan el dormitorio,
espantados por demonios
se suben a los tejados.
La niña tiende a su lado
peluches en barricada
que detengan esa lava
que erupta un volcán cansado,
recita un verso robado
a un príncipe que era rana.
Mi lágrima cae en el foso
que rodea tu castillo,
envenena cocodrilos
y aclara el agua en reposo,
con mi bastón poderoso
bajo el puente levadizo
y escalo todos los pisos
de la torre del coloso,
rescato lo más hermoso
que ningún dios nunca hizo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BARCELONA.

Al grito de dioses viejos y odios cultivados, se siegan vidas al paso para germinar rabia en bruto. Tras la sangre injusta y alguna p...