miércoles, 8 de junio de 2011

CICLO CORTO

Un gesto basta
para abrir las puertas
de los infiernos.
Recojo las siembras
y me intoxico de error.
Para qué transcurrir
si soy viento que barre 
lo amable que se me acerca.
Cuelgo de la incógnita
y asumo que lo peor asoma.
Procuro idear muros
que me empareden
tapiando lo perpetrado.
Soy suceso,
fauna cadavérica
de ciclo corto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...