SABOR DE LUZ

A veces degusto luces,
las cato en su pleno aroma
emborrachándome de colores
refractados en los prismas
de mi mente,
no siempre opaca.
Pero no siempre atina
el rayo luminoso con la idea, 
deformando la razón,
multiplicando fantasmas,
espectros de reflejo
de imagen volteada.
Y me expongo
y me saturo
de los afanes en ráfaga 
de claridad de mediodía.
Busco tardes cítricas,
albas de cereza verde,
para bañar las formas
que transitan mis espejos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CEDIENDO PASO A LA PRIMAVERA.

DESEOS 2017.

816