miércoles, 17 de diciembre de 2008

DE ESCORIAS



No creas a nadie,
la lealtad es espinosa
y sangrarás como premio.
Sé mezquino,
adulador,
gimotea y miente
y caerán honores
desde asientos mullidos.
Querrán tu ruina,
levántate tras la bofetada
y no ofrezcas otra mejilla,
si no te pueden
buscarán tus aledaños.
Sonríe en la cara
a la ruindad y la escoria,
hiérguete en el paso,
no te avergüences
de tus errores,
esos que te muestran
para achicarte.
Ellos son peores que tú
sin ser tú la maravilla.
Querrán verte
en el fango hundido
mientras ellos levitan,
sostenidos
por el olor a mierda,
luciendo baratijas
robadas a la honra,
respaldados por poderes
volubles,
pusilánimes
colgados de un gráfico.

2 comentarios:

  1. Muy bueno, ...tú lo escribiste o quién es autor de este poema?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hasta la fecha, en esta cosa, sólo desvarío yo.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

PARA QUÉ PREOCUPARSE.

Entended que no somos en proporción a lo que existe, a lo que sabemos que es y que vivir es pestañeo de un Dios imaginado. Para qué pr...