martes, 2 de diciembre de 2008

MUEREN CANCIONES

Fallecen letras
y melodías de casa,
y el minuto,
el silbido,
el timbre amigo,
deja vacío de años,
días amables,
inocentes.
Clara,
distinta,
otra,
huérfana
de padre
y estrofa.
Qué será de tí
y de mí,
triste Clara.

4 comentarios:

  1. Humet le hubiera puesto una bonita música a esos versos.
    Clara huérfana de estrofa. Eso suena muy bien.
    Si me lo permite usted, me gustaría añadir estos versos a la entrada que hago sobre Humet en mi blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto. Estos versos son libres, amigo Adanero. De momento, que nunca se sabe

    ResponderEliminar
  4. tus versos son especiales y hermosos pero muchos son algo tristes.
    Por favor si usted puede escriba
    algo con un poco de color

    ResponderEliminar

Comente si quiere que se publicará si me place.

AQUÍ PAZ Y DESPUÉS MEMORIA.

Igual debería negarme, amputarme parcialmente  lo que no acomoda  por mor de la conveniencia.  Igual debiera incurrir en amnesia,...