lunes, 21 de septiembre de 2009

AMORES CAUTIVOS

Ay de aquel
que se enrede
en los amores cautivos,
siendo insolvente
para el rescate.
Ay de aquel,
libre,
preso,
hambriento
y desnutrido.
Ay de aquel
siempre acusado,
sin defensa,
sin fiscal,
sin tribunal
ni parte,
pues partido anda,
quebrado,
en requiebros
furtivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...