domingo, 13 de septiembre de 2009

LAS QUIEBRAS Y LOS QUEBRANTOS

Sumido en la vorágine
de las necesarias quiebras,
camino entre ojos.
Ojos de desamor,
heridos ojos;
ojos de amor,
de intensa luz prisionera;
y ojos tristes
de un pequeño corazón
regalándome sonrisas
que me ahogan
en su angustia,
en océanos
de interrogantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LOS PÁJAROS.

Es tiempo de cuervos  con las alas bastardas sembrando el graznido  desde las atalayas.  Cuervos en negro  y en amarillo, cuervos.  De estan...