lunes, 28 de septiembre de 2009

HERIDO NECIO

Y es que no cura

la herida

a base de sal marina

ni a fuego nuevo,

que la herida late,

crece a ratos

y se contrae,

simulando cicatriz,

y vuelve a la apertura,

sonriendo a los dolores

del portador incauto.

Y no cura lo amputado

ni el implante,

que tanto duele resta

como suma,

cuando la suma no es

mas que un pagaré

sin firma.

Y es la estupidez

del herido necio

la que reparte

humores,

contagiando llagas.

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

LAS PALABRAS QUE NO EMIGRAN.

En la rendija está la huída y en la bisagra lo posible mientras el viento amarillo barre las aceras negras. En tu mirada de almíbar ...