lunes, 23 de enero de 2012

MIS MAREAS

En mis mareas viajo
buscando palabra justa
de piel de luna
que dé claridad a la idea
para alumbrar perspectivas.
No veo andén
de destino cierto
a los actos que propongo,
paradas técnicas
en la vivencia.
Porque ni la verdad vale
como moneda en pago,
se debe cargar balanza
de estrábica justicia.
No es la sangre vertida
la que da gloria a la victoria
pero sin rojo no hay conquista.
Decir lo dicho,
qué derroche.
Contar lo evidente,
qué estulticia.
Me reitero contra el muro
hasta que agrieten las luces,
dejando escamas vivas
en los impactos tercos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

BATRACIO.

Uno va a aprender  a recuperar palabra,  aunque sea más croar  de batracio en charca,  que no príncipe encantado  y no habrá beso ...