lunes, 13 de febrero de 2012

ÁGORAS

Sólo habla la gasolina
por las ágoras de Atenas,
sitiada por la usura.
No hay persas
ni espartanos,
que la nueva guerra
es otra.
Mientras arden
los humildes
avanza invisible
el ajuste de las cuentas,
dueños del Olympo
secuestran Europa
ante los dioses dormidos.
Héctor embargado,
Aquiles despedido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

Ese dios que nunca hubo.

Ese dios que nunca hubo, que nos hizo cobardes a la par que soberbios. Cobardes para necesitarlo y demasiado soberbios como para no ac...