domingo, 26 de febrero de 2012

ARIDEZ

Animal de desierto,
eludiendo las medinas,
los zocos y las fuentes,
busco el silencio de duna,
caliente arena de soledad,
frente a la sombra multitudinaria.
Sequía de alma
mejor que regadío falso,
pues mienten los minaretes
y las palmeras.
Estafas en los templos
y en los mercados falacias.
Sólo el sol
y la aridez son verdad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

A FRANQUEAR EN DESTINO.

Entre las camisas ahorcadas, huecas de mí, hay aún sitio para otro hábito que monje nuevo haga para cualquier próximo rito. Porque me...