sábado, 25 de febrero de 2012

TENSIÓN

Elasticidad se pierde
cuando se estira en exceso,
cristaliza el caucho en esencia
cuarteando el ánimo.
La grieta silenciosa
duele sin paliativos
viviendo en la disyuntiva.
No ayuda el ansia
por catalogar de continuo
y se torna gotero
de química tortura
en lugar de terapia.
Y la razón huye
cuando despierta la rabia,
la impotencia ante la llaga
rociada en vinagres necios.
Demasiada cuestión
de inciertas respuestas
fuerza el suspenso
en el vital examen.
Ser,
o no ser,
se planteaba el príncipe,
mas lejana queda
Dinamarca para la daga. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...