jueves, 4 de julio de 2013

MÁS QUE PALABRAS

Palabras que son puños
de quebrar quijada mezquina, 
palabra de cuchilla
lacerando el cuero agrio 
de la vileza añeja. 
Palabra en llamarada
carbonizando el estiércol lustroso
de los ternos barnizados. 
Palabra de bala, 
de plomo calibrado 
con futuro de cráneo. 
Palabra de labio 
que labio ansía, 
piel invade en avanzadilla, 
palabra húmeda
con trazas de sal marina 
internándose en los muslos, 
en las espumas. 
Palabras huidizas,
ebrias de la memoria. 
Palabras hay, 
más que palabras. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...