miércoles, 17 de julio de 2013

Rabia

La ira avanza
por los páramos del pecho
como fuego de rastrojo.
El pasado mal zanjado
revuelve las cunetas
ahítas de cadáveres.
La rabia arcana
es cáncer predicho
cuando el gen torcido
perdura en el tuétano.
Ese afán por mi desdicha,
patológico y patético,
sólo traerá las sales
que asolen tus campos yermos.
Mi dolor no es tu grandeza.
Allá tú y tus miserias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente si quiere que se publicará si me place.

NO DEJÉIS.

Tras la celosía de un confesionario oscuro se camufla el mal engullendo pecados. En los altares, carne y sangre en ofrenda y sermón ...